Otra manera de informar

Artículos y noticias veraces, amenas y
buscando el lado humano

Apostando por nuestro comercio

Fecha: 
09/11/2018

Ya queda menos para cumplir nuestros propósitos fijados tras el año nuevo, aún tenemos tiempo pero no podemos despistarnos, la Navidad está a la vuelta de la esquina.
Últimamente se habla mucho de la situación de nuestro comercio tradicional y si ustedes me permiten les daré mi modesta opinión al respecto.
Aunque la competencia  en materia sea exclusiva de la Junta de Castilla y León, es evidente que nos debe preocupar a todos.
Todos debemos hacer un ejercicio autocrítico y hacer un análisis constructivo, cuando hablo de todos me refiero a, en primer lugar, la totalidad de los  palentinos donde nos incluimos absolutamente el cien por cien de los palentinos de nacimiento o de adopción que residen aquí. Debemos preguntarnos si estamos apostando por nuestros profesionales, por los negocios de proximidad  cuando realizamos las compras de un bien o servicio. Quizás sea interesante hacerse un examen cada mañana y ver donde hemos adquirido la ropa y complementos que llevamos. Y al llegar a nuestros hogares y puestos de trabajo preguntarnos dónde hemos comprado los muebles y enseres.
Quizás en la respuesta radique el problema. 
Igualmente, y en segundo lugar, los profesionales palentinos también debemos hacernos un análisis riguroso de lo que ofrecemos y de cómo lo hacemos, es decir estamos adaptados a las nuevas sensibilidades del comercio actual, estamos ofreciendo nuestros bienes o servicios en todos los “escaparates” posibles, tienda física sólo (Offline)  o plenamente conectados (Online) con presencia  en Internet (web, redes sociales, etc.) escaparate donde a diario asoman millones de personas con un interés real de comprar un bien o servicio ¿Por qué conformarnos con los clientes potenciales de nuestro entorno cercano pudiendo llegar a muchos más? ¿Estamos especializados para llegar a ser un referente en nuestro sector? Estas preguntas también nos deben hacer reflexionar.
Por último, las instituciones deben favorecer el desarrollo de los negocios, tanto los ya existentes como los de nueva o futura creación. Ser ágiles en las tramitaciones de las nuevas aperturas, ampliaciones o modificaciones, tener normativas efectivas y acordes a la realidad actual y gravar al profesional lo mínimo posible en sus tasas e impuestos y que tenga más recursos  disponibles para desarrollarse y así generar crecimiento económico y empleo tan necesario.
Reflexionemos pues todos y seamos constructivos y consecuentes, lo que está claro es que una ciudad sin comercio, sin hostelería... sería una ciudad muerta y nadie, absolutamente nadie, queremos eso. Trabajemos juntos y con cabeza.

Tipo: 
Editoriales