Otra manera de informar

Artículos y noticias veraces, amenas y
buscando el lado humano

Entrevista con Joaquín Prado, entrenador del Chocolates Trapa Palencia

Fecha: 
05/10/2017

Tenemos una plantilla competitiva para poder aspirar a lo más alto

La de entrenador podemos decir que es una profesión de mundo. ¿Cómo se vive eso de dejar atrás una ciudad y comenzar de cero en otra?
Sí, es verdad que eso es un pequeño hándicap, sobre todo a nivel familiar, pero también es bonito porque es una nueva experiencia para conocer una nueva ciudad, un nuevo entorno, gente nueva… En todas las ciudades anteriores en las que he estado me he llevado experiencias positivas, y aquí en Palencia la adaptación está siendo muy buena. La ciudad es muy cómoda y la gente te facilita mucho las cosas, es como si llevara mucho más tiempo del que llevo.

Con tan solo 20 años ya eras entrenador del C.B. Vetusta de Oviedo y en tu trayectoria has pasado por muchas categorías. En tu opinión ¿un entrenador nace o se hace?
Yo creo que se hace pero todos los entrenadores tenemos un punto vocacional. Lo que realmente nos gusta es jugar, pero cuando ves que eso ya no es posible pasas a otra faceta, porque nos apasiona el baloncesto.

¿Cómo se compatibiliza la labor de entrenador con la de seleccionador nacional sub 18?
Con cierta facilidad ya que la faceta de seleccionador dura un corto periodo de tiempo, entre dos y tres meses, y es fuera de temporada. Además, la Federación realiza una labor de seguimiento durante toda la temporada que facilita mucho el trabajo, y a mí lo que me queda es dar simplemente el último toque y entrenar al grupo en el campeonato.

Llegas a Palencia desde Navarra ¿qué fue lo que te atrajo para venir a formar parte del proyecto del Palencia Basket?
Sobre todo la seriedad del Club en los últimos años, tanto a nivel deportivo como a nivel institucional. Cumple con lo que se compromete y sigue con la idea de seguir peleando por lo máximo en la Liga LEB. Tenemos una plantilla competitiva para poder aspirar a lo más alto.

Durante la pretemporada ¿cuáles fueron tus prioridades en el equipo?
Fue fundamental generar la química necesaria para poder ser un auténtico equipo durante toda la temporada. Ese es el trabajo más importante en pretemporada, ya que tenemos muchos jugadores que no se conocían entre ellos. La buena relación en la pista nos ayudará a aumentar el rendimiento.

¿Qué te gustaría conseguir del conjunto en el comienzo de la liga?
En el momento de iniciar la temporada me gustaría que hayamos conseguido tener buena química, saber superar momentos adversos juntos, dar nuestro máximo en cada entrenamiento y en cada partido, conseguir centrarnos en objetivos a corto plazo y que el equipo dé el 100x100 en cada momento, aunque no nos dé para ganar siempre todo, pero con ello podremos estar orgullosos de nuestro trabajo independientemente del resultado.

Cuentas con jugadores con experiencia así como con chavales muy jóvenes ¿cómo ha resultado ese encaje de piezas?
Bien, muy bien. Todos están haciendo un esfuerzo grande por complementarse ya que hay unos saltos muy grandes de edad. Tenemos gente de 18 y gente de 36-39 años, gente con familia, con hijos, con vida muy estable y otros chicos que están empezando a vivir y eso es, realmente, la gracia de nuestro trabajo, generar esas relaciones formando, poco a poco, un equipo de cara a una liga tan competida como la LEB.

El año pasado pudimos disfrutar de una Liga muy igualada y emocionante ¿cómo se presenta la de este año desde tu punto de vista?
Yo creo que parecida, ya que las Ligas LEB suelen ser bastantes igualadas, entre el 1º y el 8º ó 9º no suele haber más de tres o cuatro partidos de diferencia y creo que eso va a seguir en la misma línea. Será una Liga en la que no se podrá dar ningún partido por ganado ni por perdido, donde habrá equipos muy competitivos y en la que no habrá ningún rival fácil ni al que no puedas ganar. Eso es lo bonito de la competición y al mismo tiempo lo duro, porque no hay ni una sola semana de relax, ya que todas las jornadas tienes un nuevo reto.

Al margen del baloncesto ¿qué le gusta hacer a Joaquín Prado?
Soy muy apasionado del baloncesto. En mi tiempo libre veo mucho baloncesto, pero también me gustan otros muchos deportes: el fútbol, el tenis (tanto verlo como practicarlo), la Fómula 1, el balonmano… También me gusta mucho el cine, leer y estar con los amigos y la familia.

Tipo: 
Deportes