Otra manera de informar

Artículos y noticias veraces, amenas y
buscando el lado humano

Se nos va de las manos

Fecha: 
03/05/2019

En estos tiempos frenéticos que vivimos, un tanto convulsos y con tanto cambio tecnológico he de reconocer que a pesar de ser un amante y defensor de las nuevas tecnologías creo que estamos perdiendo los valores más necesarios y básicos entre los seres humanos.
Siento pena cuando veo a grupos de gente que están juntos en un bar o plaza y están todos absortos mirando cada uno a su móvil durante minutos y minutos sin mediar palabra entre ellos, sin prestarse atención, en ocasiones chateando con otros amigos ausentes en lugar de disfrutar del momento con esos amigos presentes, o viendo videos o apostando en juegos de azar (ahora tan de moda…)
Siento pena de ver el uso (o abuso) que se están haciendo en determinadas redes sociales como Facebook o Twitter donde cientos de usuarios se dedican a faltar el respeto de las personas, insultar despiadadamente, humillando e incluso amenazando a otras sólo por ser diferente o pensar diferente.
Siento pena al ver cómo en Instagram algunas personas suben fotos forzadas, antinaturales, con poses y gestos cuanto menos ridículos, haciéndonos creer que viven en un mundo idílico e inventado, donde nos muestran cada minuto de su vida, lo que desayunan, comen, cenan, etc, donde muestran fotos de sus niños (menores de edad) haciendo mil y una tonterías sin gracia que seguramente cuando el niño sea adulto lamentará. Siento pena de ver tanta noticia falsa, malintencionada, lo que ahora se conoce como Fake News y que están por desgracia tan de moda.
En fin, creo que hemos perdido el sentido lógico de las nuevas tecnologías, soy un defensor de las redes sociales pero llevadas con cabeza, con lógica y respeto. Son una manera ideal de comunicarnos entre nosotros, de transmitir información, sentimientos, agradecimientos, felicitaciones, son útiles para difundir un producto o servicio, pero cada día entiendo menos el mal uso que se da por parte de nuestra sociedad y en la que a veces todos somos cómplices cuando compartimos por Whatsapp fotos o videos ofensivos y fuera de lugar, sin darnos cuenta que podemos estar haciendo mucho daño psicológico a personas.
Por último, otra cosa que me preocupa es que estamos tan enganchados a las nuevas tecnologías que vamos caminando mirando nuestro móvil en lugar de prestar atención (yo el primero) y observo a mucha gente que conduciendo va mirando el móvil con el riesgo enorme que eso conlleva.
Espero no ofender ni molestar a nadie, es sólo una reflexión que comparto con vosotros y que yo he decidido mejorar en mi vida personal para no llegar nunca a esos extremos de dependencia y absurdez. Os deseo un buen mes de mayo a todos.

Tipo: 
Editoriales