Otra manera de informar

Artículos y noticias veraces, amenas y
buscando el lado humano

Alberto Blanco - Entrenador ayudante de ‘Chocolates Trapa Palencia’

Fecha: 
07/11/2019

Con la reconversión que hemos hecho del equipo parece que vamos por el buen camino

¿Qué fue lo que te atrajo de la oferta de Palencia?

Lo primero poder trabajar con Carles, sabía que es muy buen entrenador, una persona de la que podía aprender y con la que podría participar en muchas cosas. Además, todas las referencias que tenía del Club eran muy positivas, seriedad, seguridad, y también me quedaba cerca de casa.

El equipo ha conseguido una buena racha ¿qué se puede destacar del conjunto en este arranque de Liga?

Sigo fastidiadísimo con la primera derrota… pero llegamos en unas condiciones muy complicadas. Creo que, poco a poco, estamos poniendo al equipo en el punto en el que pensamos debía estar. Creo que hemos hecho un equipo bien estructurado, que tiene puntos en las manos y con la reconversión que hemos hecho del conjunto parece que vamos por el buen camino. Pero esta es una liga muy complicada y una derrota de repente crea un factor negativo. 

¿Qué diferencias hay entre formar parte del cuerpo técnico de una Selección y el de un equipo de Liga?

Es distinto, en una Selección está todo mucho más comprimido, es un trabajo de unos dos meses, más fuerte, sin horas libres porque a lo mejor juegas en poco tiempo contra tres o cuatro rivales y tienes que conocerlos a la perfección y el margen de mejora del equipo es muy inferior del que tienes en uno de Liga, donde tienes nueve meses durante los que puedes ir mejorando muchas cosas. 
En un Selección dependes mucho más de la calidad y capacidad del jugador y del número de entrenamientos que puedas hacer. Aquí tienes un proceso muy largo, puedes mejorar a los jugadores, las tácticas…

De lo que se ha beneficiado el Palencia es de tu experiencia como conocedor de las ligas Bálticas…

Aquí se demuestra el trabajo de equipo. Carles y yo pusimos encima de la mesa nombres de jugadores que él conocía y que yo conocía. Lo valoramos y tomamos decisiones basadas en nuestra percepción individual, en lo que nosotros conocíamos de los jugadores y en tratar de hacer el mejor equipo posible en busca del estilo que queríamos. Todo fue absolutamente consensuado.   

Estamos viviendo un inicio de Liga muy igualado. Desde tu punto de vista ¿hay algún equipo que te ha sorprendido porque, a priori, te habías esperado más de él, o al contrario?

Es pronto para hacer una valoración porque esto es muy largo. La experiencia me dice que esto es una carrera de largo recorrido y que el que menos tropiece y se equivoque, es el que va a llevar esto para adelante. Insistimos mucho en ir día a día y partido a partido porque es una liga que penaliza mucho los errores.

¿Cuál es trabajo del entrenador ayudante en el día a día?

Los jugadores tienen días libres, pero los ayudantes nunca los tenemos, algo que ya está muy asumido. Es un trabajo de cueva, de ver vídeos, que no se ve pero que es muy necesario para ayudar al primer entrenador y al equipo. 
En la pista tenemos la función de apoyar en los entrenamientos y en los partidos ayudar al entrenador principal en la toma de decisiones aconsejandole lo mejor posible. 

¿Tienes la aspiración de ser algún día primer entrenador en una primera liga?

Sí, claramente. Ya he tenido ofertas este verano para ser primer entrenador en ligas europeas pero cogí la de Palencia. Es lógico que pueda tener esa aspiración aunque me veo otros dos o tres años más trabajando como ayudante. Cada uno tenemos nuestro proceso de desarrollo.

Además de tener un trabajo relacionado con el deporte, eres una persona a la que le gusta mucho practicarlo…

Soy un enfermo del deporte. Corro, nado, hago spinning, pádel, golf… No entiendo mi vida sin esa parte. Además el deporte me sirve para relajarme porque vivo siempre con mucha tensión. Es mi válvula de escape


Más personal

¿Con qué palabra te describirías?

Inquieto y aprendo de los errores.

Si no fueras entrenador profesional de básquet ¿en qué te gustaría trabajar?

Sería profesor, que es lo que he estudiado pero mi profesión soñada es piloto de avión.

¿Qué es lo mejor de formar parte de un deporte de equipo?

Que las vivencias que tienes a nivel personal, las vives en grupo.

¿Cuál es tu tema de conversación preferido?

Solo hay uno: baloncesto, en mi familia todo es baloncesto, mis llamadas de teléfono son de baloncesto… Soy monotemático pero también me gusta mucho la historia.

¿Quiénes son las personas que más te inspiran?

Mis padres eran humildes y me inculcaron que podremos ser siempre pobres pero te tienes que hacer respetar.


¿Cómo le ven sus compañeros?

Rubén Camacho (Preparador Físico)

Es un entrenador que escucha. Siempre está pendiente de las necesidades individuales de los jugadores

Es muy divertido y eso ayuda mucho en los malos momentos. Sabe suavizar y analizar los temas que van surgiendo

Ha vivido muchas experiencias fuera de España y eso le ha ayudado a adaptarse a la ciudad

 

Simas Jasaitis (Jugador)

Nos conocimos hace seis años en un torneo en Marbella. Más tarde jugando en el  ‘Lietuvos Rytas’ vi a Alberto y desde entonces hemos seguido manteniendo el contacto

Es muy buena persona. No puedo decir nada malo de él. Fue él quien me llamó para que viniera a Palencia. Tenemos muy buena relación

 

Tipo: 
Deportes