Otra manera de informar

Artículos y noticias veraces, amenas y
buscando el lado humano

Bendito campo

Fecha: 
01/07/2013

Empieza el esperado verano y, aunque el buen tiempo se ha demorado más de lo deseado, por fin llegó. Lo positivo de esta tardanza y de este “otoño” tan lluvioso es que el campo está francamente muy bien. Tanto, que los propios agricultores admiten estar satisfechos (algo poco habitual…). Falta nos hacía, ¿verdad? 

Me gustaría que este optimismo que crece a raudales en el campo llegase a cada uno de los lectores. Y es que afortunadamente la naturaleza ha querido compensar lo que banqueros, políticos y “troikas” no han sabido lograr: que circule el dinero, principio fundamental de la economía y lo único que nos puede sacar de la crisis. 

Cuando hay buen campo, el agricultor invierte y consume. Es decir, renueva su maquinaria, realiza obras y reformas necesarias en su domicilio y negocio y sale a celebrar el buen trabajo que ha realizado todo un año. Con ello, el agricultor consigue inyectar dinero al sistema, y eso nos beneficia a todos: habrá más ventas de vehículos y materiales de construcción; los restaurantes llenarán sus salas de comensales y las tiendas de ropa renovarán con más frecuencia sus estanterías.

Qué duda cabe que Castilla y León vive de la tierra. Por eso, trabajemos donde trabajemos o vivamos donde vivamos, todos estamos vinculados de un modo u otro al sector primario. Como castellanos, tenemos responsabilidad en el desarrollo de nuestra economía. Así que desde aquí hago un llamamiento a todos los ciudadanos para que apuesten por “lo nuestro”. No siempre lo de fuera es lo mejor: compremos carne de aquí, bebamos leche de nuestras vacas y consumamos pan de nuestro trigo. Y extendamos esa idea a todos los sectores, apostando por nuestras pequeñas y medianas empresas, y no tanto por las grandes cadenas que nos imponen sus “leyes de mercado”.

Porque lo que tengo muy claro es que ningún político, institución o banquero nos va a sacar de “ésta”. Sólo con esfuerzo, constancia y -¿por qué no decirlo?- un poco de suerte, aunque sea desde el punto de vista climatológico, podremos recuperar la confianza perdida y activar el consumo tan necesario

 

Tipo: 
Editoriales